EL OCTAVO DÍA DE TU CAMBIO

No te puedes ni imaginar lo feliz que me hace que ya estés en tu octavo día. A partir de aquí, vas a ser una persona con muchísima energía, vitalidad, ligera y lo más importante, vas a poder ayudar a la gente que quiera comenzar el mismo camino que tú porque ya sabes por lo que están pasando y por lo que tú estás pasando. Mi consejo: sigue porque dentro de un tiempo serás consciente de la decisión tan gigante que tomaste el primer día.